Un titular para la POLITICA

mayors1

El viernes, mi compañero Vicente y yo tuvimos la suerte de intercambiar opiniones sobre distintos asuntos con el Profesor Manolo Zafra.Digo suerte porque no siempre una tiene la posibilidad de acceder a este sabio y mejor persona que es Zafra debido a su ocupada agenda y porque en estos tiempos convulsos, en los que la masa cínica ha puesto bajo sospecha a los ayuntamientos, escuchar a un municipalista hablar con rigor de este tema es un lujo al que no tenemos fácilmente acceso.

A Zafra le mostré mi preocupación por esto último, es decir por la dificultad que supone para la ciudadanía llegar hasta a  la “información” sobre la política municipal, el ir más allá de los titulares y de la misma noticia, a pesar de los cada vez más numerosos recursos municipales destinados a fomentar la participación ciudadana y a la cada vez más densa red informativa que es Internet.

Si prestamos atención sobre este asunto en los medios de comunicación tradicionales, prensa escrita, radio y televisión, se puede comprobar como éstos apenas dejan espacio para tratar en su justa dimensión la complejidad de la gestión política de los intereses y recursos públicos municipales.

Por el contrario y en los últimos años si solemos toparnos con titulares referidos a noticias de carácter municipal que provocan escándalo, asombro o perplejidad y que generan ,cuanto menos, en la audiencia y en los lectores, un posicionamiento inmediato, improvisado, visceralmente schumpeteriano, como “consumidores políticos” que son.

A la audiencia consumidora de noticias políticas le suele suceder igual que al consumidor de mercado defraudado por su producto favorito o que al otro emocionado al descubrir el éxito de la marca a la que es fiel, es decir , que deja de consumir o sigue consumiendo.En definitiva que sigue a un partido político o deja de seguirlo.

Los partidos políticos tienen presente la influencia de los medios de comunicación en la inclinación del voto hacia una u otra opción política. Y buscan poder reconocer si la marca de su producto, las siglas de su partido, han quedado dañadas o indemnes tras un titular no deseable.

Por ello es de  suponer que un electorado informado  debería premiar o castigar los comportamientos de los partidos teniendo presente los  hechos pero sobre todo las reacciones de los mismos ante un escándalo político. Sin embargo parece que los consumidores de política no siempre se comportan como esperaríamos en el mercado. Por ejemplo. Un estudio de la Fundación Alternativas publicado el pasado año demuestra que el electorado ha castigado con virulencia a aquellos ayuntamientos del PSOE salpicados por algún episodio de corrupción urbanística frente a los gobernados por el PP con casos de corrupción similares. En esos casos los populares revalidaron alcaldías e incluso mejoraron sus resultados. El estudio puede contribuir de algún modo a explicar también, las reacciones radicalmente opuestas de uno y otro partido ante un caso de corrupción: el PSOE que al comprobar como su electorado rechaza este tipo de comportamiento muestra  tolerancia cero hacia los  militantes imputados, a los que expulsa del partido  y el PP , que no solo no expulsa a nadie , sino que llega hasta el punto de negar cualquier posibilidad de investigar en sus filas la posible implicación  en estos casos de algunos de sus dirigentes, enturbiando así la credibilidad de la masa hacia la actuación de la justicia con el fin de convencerla de que el PP es víctima de una persecución política y judicial.

Entonces si como Schumpeter decía “la democracia es a la política lo que el sistema de mercado es a la economía” ¿Qué pasará con la política, con el “mercado de la política “si finalmente comprobamos que existe un consumidor político tolerante con los delitos que se cometen en el ámbito de la responsabilidad pública que pueden calificarse como de “guante blanco”?

Y por ello, ¿qué tienen que hacer los partidos progresistas para competir en un mercado como el político cuando son más los consumidores que abandonan  su marca si ésta queda en entredicho debido a un caso de corrupción?

Creo que en este contexto a los partidos de izquierda les quedan sus dirigentes como transmisores de valores y de mejor gestión de los mismos. Es decir tienen que apostar por las personas como su mejor marca, como seña de identidad. Políticos capaces de comunicar, de informar sobre lo que realmente pasa, de redimensionar la información para paliar  el shock en el electorado del titular-escándalo.

Políticos que miran a los electores con respeto, porque les considera poseedores de juicio y de capacidad suficientes para reconocer y valorar los hechos si los hechos se le cuentan bien.

Políticos íntegros que abanderan la lucha contra la corrupción sabiendo que, con toda seguridad, tendrán que pagar el precio mediático y electoral de entrar en el debate público sobre la misma.

Por suerte a la izquierda nos quedan las personas de izquierdas. Aquellas que pueden presentarse ante la ciudadanía con la verdad de las ideas y el compromiso hacia ellas, con los años de experiencia y de trabajo que dedicaron a defender los principios que, en un momento de su vida, les llevaron a afiliarse a un partido, a etiquetarse bajo unas siglas , las mismas por las que estos valores y principios fueron y deben ser reconocidos.

A muchas de estas personas las conozco y a otras tengo la suerte de trabajar con ellas. A una, en concreto, me encantó verla el miércoles recogiendo en Torremolinos el premio Victoria Kent y otras, consiguieron emocionarme el viernes, cuando la Diputación de Málaga celebraba los treinta años de democracia homenajeando a sus funcionarios y empleados públicos.Todas ellas son para mi titulares de un socialismo que se renueva para traer aire limpio a la democracia.

7 thoughts on “Un titular para la POLITICA

  1. Te agradezco que me hayas enviado “Un titular para la politica”. Me da la impresión que algo raro está pasando con la “corrupción”. El sector mediatico y los jueces, estan inundando de información interesada y poco transparente el sistema informativo. Dos sectores, que como le ha ocurrido al sistema financiero y le pasó hace más al sistema religioso, adolecen de la menor medida de transparencia y responsabilidad social y que la sociedad les esta dotando de una veracidad y seguridad que poco tiene que ver con la realidad, mucho mas opaca y tristemente descompuesta, codiciosa y engañosa.
    Por otra parte, los partidos de izquierda y sus hombres y mujeres de izquierdas, siguen apegados a la autoculpabilidad, pecado original religioso y poco político, confundiendo imputación con culpabilidad y periodismo con investigación de la verdad. La realidad es menos decimonónica y mas compleja:los instrumentos democráticos están siendo usados con medios modernizados para contaminar la realidad y devolver los mensajes a la inversa. Debemos analizar los mensajes y conocer la dirección que llevan para no agudizar mas la destabilización de las sociedades democráticas, puede ocurrirnos que sin darnso cuenta acabemos estando en el lado contrario, destruyendo los conceptos básicos de la democracia en aras de la busqueda de una verdad “religiosa”. No debemos estar apegados a conceptos, ideas o mensajes trastocados, que nos elejan de nuestra libertad como individuos. No estaria mal que pensaramos como nos entran las ideas en nuestra cabeza, como las deglutimos y como las devolvemos, si es con miedo y arrogancia, algo no huele bien, si es con libertad disolveremos la falsedad que encierran algunas ideas perversas, por mucha apariencia de salvación que tengan. Seguiremos…….

  2. Es dificil desenredar la madeja, si en la madeja estan tambien adheridos muchos conceptos que vienen a intoxicar el dia a dia. Creo que con lo unico, que no puede entrar la intoxicacion, es con la fijacion de una meta que ayude a dislumbrar un proyecto presente en futuro. <Rodearte de buen talento, rodearte de experiencia, rodearte del movimiento se demuestra andando, rodearte de buen rollo, rodearte de admiracion por el trabajo bien hecho, rodearte de feeling, rodearte de los amigos, rodearte de la familia, es lo unico que puede actuar de escudo, contra las influencias preestablecidas externas, y que nos intentan confuncir. Perseverar es importante, sirve para visualizar un sueño. Somos mas y con mas fuerza.

  3. Creo que el gran problema es (y en esto comparto la visión de Alain Badiou) la organización del sistema democrático en sí mismo. Pero no me refiero a la idea de la democracia o sus principios sino a su modo de implementarse, cuya lógica es ciertamente comparable al mercado. En ese sentido, esa paradójica equivalencia entre ciudadano y consumidor (figuras opuestas, como señala Zygmunt Bauman) es un síntoma del problema. Al basarse en la publicidad (la explícita, como una campaña publicitaria o la implícita, como un titular de prensa), la política-de-grandes-partidos depende de los mass media. Y los mass media sirven a intereses económicos muy precisos (que pervierten la relación entre libertad de expresión y derecho a la información). Y, además, cobran: por un anuncio, por una noticia publicada y, sobre todo, por una noticia no publicada (y se cobra en euros o en especias o en favores). Ergo, este sistema que organiza a los servidores públicos sirve, ante todo, a los intereses del capital. La corrupción aparece entonces como un brote endémico que ilustra, de forma exacerbada, un problema estructural.

  4. hablas de municipalismo… como un uno o un todo.

    el municipalismo no existe, quiero decir, no es lo mismo las necesidades de un pueblo de 1.500 habitantes, a uno de 15.000, a uno de 45.000 y por supuesto a uno de 750.000.

    en la parcela de la comunicacion ocurre lo mismo, a partir de municipios de mas de 50.000 aprox. la comunicacion puede llegar a ser rentable, por lo tanto, ocurre que lo primero que hacen los gobiernos municipales de menos de esos habitantes es mangonear en la television, la radio, el periodico local. Resultado, no existe comunicacion, existe panfletismo.

    con los municipios de mas de 50.000 pues ocurre lo mismo que con toda la geografia mundial, al periodista le pone el que le paga una linea editorial, que debe de seguir o irse a la linea editorial de enfrente que tambien será una linea mangonenante.

    al final, nos queda la libertad de no consumir medios de comunicacion.

    saludos.

  5. Bueno, los que trabajamos en comunicación corporativa sabemos que lo que vendemos nunca son productos, sino valores. Da igual que hablemos de un yogurt o de un partido político. Y lo primero que tenemos que identificar es a nuestro público objetivo y toda su estructura de valores.

    Y, bueno, creo que nuestro amigo George Lakoff tenía mucha razón cuando identificaba los problemas de base que los demócratas norteamericanos encontraban en los años del bushismo para conectar con su electorado. Siguiendo con sus conclusiones, creo que es obvio que el “modelo de padre” del votante de izquierda en España ve un error en la corrupción porque ataca a su estructura de valores más elemental (la confianza en la sociedad y la solidaridad) mientras que el votante de derechas ve en la corrupción de los suyos un ataque a su lugar en el mundo, que es lo que se deriva de su estructura de valores más elemental (el miedo).

    Aún no sé si votaré socialista el próximo día 7 o lo haré a IU. A pesar de que creo en el voto útil contra la derecha troglodita española, y que la carta que me ha enviado a casa ZP me parece muy acertada, no puedo entender la pusilanimidad de este gobierno ante las amenazas de la Iglesia a la sociedad democrática. No siempre va a gobernar la izquierda y ésta está moralmente obligada a avanzar en determinados aspectos. Me parece un timo que cuando termine esta legislatura socialista, la Iglesia tendrá exactamente el mismo poder en la sociedad, en Hacienda y en los colegios públicos que tenía durante el Aznarato.

    Besos, mi admirada Ana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s