Una década después

“Un único minuto de reconciliación vale más que toda una vida de amistad” Gabriel García Márquez

En julio de 2002 entré a formar parte de ese gran equipo de la Diputación de Málaga.

Yo venía de dirigir una ONG malagueña que empezaba a desplegar acciones en Marruecos con proyectos enfocados en el codesarrollo ,destinados a contener la sangría migratoria que se derramaba desde la otra orilla del estrecho.

Me había especializado en el tema y me gustaba.Pensaba incluso en instalarme en Marruecos alentada por las Cooperantes españolas,por las amigas-familia que, finalmente siempre haces cuando estás expatriada  en este tipo de proyectos (Virginia e Isabel qué será de vosotras! )

En el trayecto de vuelta desde Rabat, donde había asistido a la Conferencia Euromediterránea de Mujeres (que organizaba la brillante Diputada Carmen Romero) y por razones personales, decidí presentarme a las pruebas de acceso para un proyecto europeo que lideraba la Diputación de Málaga.El perfil era el de una/un economista que dirigiera un proyecto de inclusión sociolaboral para colectivos vulnerables que los Servicios Sociales Comuntarios de la Diputación iban a poner en marcha en la Provincia.

No era mi primer acercamiento al tema. Tras dejar la multinacional en la que estuve unos años, trabajé para IPADE y para el Servicio Provinical de la Mujer en proyectos relacionados con el emprendimiento y la inserción laboral en los que  Europa perfilaba lo que sería la futura iniciativa Equal ( que integró programas como Youthstart, Horizon o Integra, entre otros)

Mi experiencia en los servicios sociales marcó mi forma de enfocar las iniciativas de empleo.Acercarme a la realidad de las dinámicas de supervivencia que estos equipos manejan y que pasan desde retirar menores en desamparo hasta tramitar una simple ayuda  económica a una familia que no puede pagar la factura de la luz, no pudo ser más revelador.Mis compañeros de Derechos Sociales de la Diputación me empaparon de su impotencia, de su entusiasmo y de su pesimismo, de su empatía y de su estado de alerta permanente.Todo lo que sé (lo poco que sé) al respecto se lo debo a ellos.

Terminado el proyecto mandé un informe sobre el empleo y los derechos sociales,a Salvador Pendón, recién elegido Presidente de la Diputación, que semanas después tomaría forma en un artículo que el Diario Sur publicó, (gracias al empuje y ánimo que me dio para ello mi admirado Juan Torres)… en el Diario Sur,precisamente, el día de mi cumpleaños en 2003. Unos meses después,Salvador, me nombraba Directora de Empleo de la Diputación de Málaga.

Salvador Pendón es una  de las mejores personas que he conocido en mi vida.Integro, honesto, justo, comprometido y solidario. A veces obstinado y exasperado ,pequeños defectos que se convierten en sus mejores virtudes cuando trata de defender o de arropar al vulnerable.A este político al que conocí, hace  casi 18 años, de casualidad,cuando me sumé al movimiento socialista llamado “renovador” le debo todo lo que profesionalmente soy ahora.Le debo también que me apoyara , incondicionalmente, cuando pusimos en marcha aquel proyecto que llamamos Equal in RED, tan complejo, en el que la Responsabilidad Social se convertía en el paradigma integrador de todas  las acciones que el proyecto desarrollaba.Proyecto que no hubiera sido posible desarrollar sin Juan Torres, Ana María Castillo, Javier González de Lara y Mar Martín Rojo y  todo el equipo técnico :Veva, Leo, Lola, Meli, Rocío, Inés, Encarni y mi amigo, por siempre, Antonio Asencio.

Antonio y Salvador han dicho,estos días y casi a la vez, adiós a un etapa de su vida. Salvador deja la vida política local (lo vamos a echar de menos, os digo, a este político de memoria prodigiosa y visionario como él solo ,que supo como supieron en Barcelona y en Granada que el futuro de las diputaciones pasaba por la transformación demócratica de su relación con los ayuntamientos,lo que conocemos ahora como Concertación Local) y Antonio deja la Oficina del Presidente en Moncloa , a la que llegó después de trabajar con la Ministra Magdalena Alvárez,para irse a una multinacional relacionada con las renovables.

La gente que me conoce sabe lo mucho que Antonio significa para mi. Y que echaré de menos esas larguísimas conversaciones con él  sobre el “estado de la cuestión”, cualquiera que fuera ésta, desde el gobierno, la economía o el amor (porque Antonio  es Zizek  y Zizek es Max, mi futuro). Y que echaré de menos las escapadas por Madrid con el resto de asesores del Gobierno, con los que también entre risas, compartí muchas preocupaciones.

Cuando era pequeña tenía la costumbre de escribirle a mi padre poemas en sus libros de cabecera y a él le hacía mucha gracia. A veces se los leía mientras se afeitaba o terminaba de cenar.En un perfecto ejercicio de declamación recitaba mis versos, solícita, al viejo camarada, que me enseñó lo que era el marxismo a los cinco años y que me ponía de ejemplo, para absolutamente todo (y no exagero),a Rosa Luxemburgo y al Che Guevara.

En uno de esos poemas, que pude escribir alrededor del año 1980, en la contraportada de una edición viejísima de las “mil mejores poesías de la lengua castellana”,se puede leer en mi letra infantil algo así como que : “los pájaros que no habían emigrado aún, se parecían a mi corazón”

(Curiosa réplica de la que soy también ahora)

Definitivamente vivir es emanciparse de los años en una infancia siempre presente.

Mientras, trato de convencerme, porque así lo quiero, de que esta década ,de que estos diez años, han pasado así y no de otra manera,para que todas las personas que nombro formen parte, de alguna forma, del mañana, que inevitablemente, siempre llega.



One thought on “Una década después

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s