Austeridad Responsable

El traspaso de poderes allí donde gobernaba el PSOE  y donde gobernará el Partido Popular tras ganar las elecciones del 22M está convirtiéndose en un espectáculo lamentable que demuestra, una vez más, que lo que puede ser bueno para un partido no tiene por qué serlo para el país.

Unos y otros andan enzarzados en una polémica alrededor de las cuentas públicas de las CC AA que desde luego no contribuye a reforzar la necesaria confianza en nuestro país que exigen los mercados.Tampoco la actitud crítica, casi alarmista, del Partido Popular sobre el asunto parece contrarrestar la desesperanza en la que viven miles de españoles  que buscan en estos momentos un empleo.Al contrario, parece contribuir a acelerar el malestar social hacia el Gobierno que se siente en las calles.

El rédito de ese malestar puede ser bueno para la cuenta electoral del Partido Popular pero no para el balance de su probable Gobierno.Porque como partido líder, el PP tiene una responsabilidad  en este asunto, que trasciende la simple “auditoría de cuentas” y que consiste,en primer lugar, en desvelar la forma en la que va  a gestionar la  “cuenta de expectativas” de la que millones de españoles les ha hecho titulares.

Quiero confiar en que  Rajoy y su equipo sabrán retomar las riendas de una situación que siguiendo esa visión alarmista que parece haberse instalado en el imaginario colectivo, puede desembocar en conflicto político y social.

El  PP debe y puede hacerlo.Tiene gente en sus equipos conscientes de que tan duro es gobernar las expectativas como gobernar la desesperanza.

El debate sobre la crisis y el déficit público tiene un diccionario propio que incluye términos como recortes, austeridad, despilfarro, ajustes, reducción, deuda…y que  sobrevuelan  en acertada  o desacertada combinanción sobre los derechos sociales como un buitre al acecho del moribundo. Y esta es una  imagen que dirige la mirada del espectador  hacia el afectado y  el “aprovechado” pero no al responsable.

Si la crisis es un proceso económico al que los mercados parecen delegarse,casi en exclusiva, en la intervención del estado,la actual debacle de los partidos europeos en el gobierno no puede explicarse sin tener  en cuenta su gestión de la misma,es decir, sin atender al conjunto de decisiones adoptadas sobre la distribución de los costes que ha provocado y que sufren una mayoría de los ciudadanos.

Sucede,por tanto,que los Gobernantes de la salida de la crisis siguen enfrentados a un problema de reparto de pérdidas en lugar de a un ejercicio de austeridad responsable con los ciudadanos. Tienen sobre la mesa de sus despachos una tijera gigantesca,un mapa social de Europa y una campaña de marketing para convencernos de la insostenibilidad de las cuentas públicas,el despilfarro de los Servicios Públicos, de la viabilidad de la bajada de impuestos o … de todo lo contrario.

De esta mesa de decisiones saldrá el corte del traje con el que España y el resto de Europa vestirán su futuro.


One thought on “Austeridad Responsable

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s