Ética de la intermediación laboral o cómo acabar con el síndrome del “se necesita experiencia”

Via Scoop.itInnovacion y Responsabilidad Social

Me ha resultado muy revelador este artículo de Ms. TAMMY JOHNS , Vicepresidenta de ManpowerGroup, responsable del área de soluciones innovadoras para la empresa y los recursos humanos. Revelador por la interesante perspectiva ética de los consejos que propone Ms Johns, para que empleadores y desempleados puedan encontrarse en un mercado afectado por el que denomina “síndrome general del se necesita experiencia laboral”.Son consejos enfocados a promover un necesario cambio “humanizado” en la cultura de la búsqueda de empleo , es decir, en la forma en que ambos actores,buscadores y empleadores, manejan sus respectivas capacidades y oportunidades de encontrarse.

Según datos del grupo ManPower el 30% de los empleadores del mundo reconocen que la “falta de experiencia “ es el factor clave que obstaculiza la contratación .Para Johns este problema se explica por la expansión de dos síndromes que “enferman” las relaciones en el mercado laboral: el “síndrome de la falta de experiencia” que afecta mayoritariamente a jóvenes y el “síndrome de la experiencia necesaria” que discrimina a una gran número de desempleados experimentados y cualificados (los mayores de 45 p.e.) porque no logran descifrar cuál es la experiencia exacta que la empresa está buscando.Ms Johns es sincera y reconoce que la empresa es foco activo de la expansión de dichos síndromes porque sucede que, en demasiadas ocasiones, la empresa no sabe identificar claramente qué perfil laboral necesita y por lo tanto describir en sus ofertas qué es lo que necesita y para qué. Y lo que es peor, desconocen, también ,el coste implícito de un anuncio de empleo mal redactado ya que reduce sus posibilidades de contar con los mejores candidatos.

Por ello Tamara Johns da una serie de consejos a empleadores y a buscadores de empleo desde una interesante perspectiva ética, como decía al principio, para que el cambio cultural sea posible.

Son los que siguen.

Consejos para empleadores:

– Sea concreto acerca de las competencias claves, la mentalidad y las competencias básicas que la persona que busca para su empresa debe tener.

– Sea Contemporáneo: Nombre las ofertas de trabajo tal y como pueden ser reconocidas en nuestros días. Esto aplica con especial intensidad en aquellas empresas pertenecientes a los sectores emergentes como las energías renovables, negocios sostenibles o nuevas tecnologías de la información y la comunicación, pero es especialmente necesaria si queremos llegar a los más jóvenes.

-Practique la inclusión social: La empresa debe plantearse soluciones innovadoras en la selección de personal desarrollando nuevas combinaciones entre capacidad, experiencia y tipo de relación contractual en la oferta de empleo. ¿Por qué no definir ofertas de empleo para tareas que puedan ser desarrolladas entre seniors y jóvenes, que puedan facilitar el intercambio de aprendizaje entre ambos grupos, generando conocimiento y aportando nuevo valor al resultado del trabajo? Y es que la empresa del S XXI, la empresa inmersa en el nuevo marco de competitividad de la economía del conocimiento, no puede desaprovechar ni renunciar a ninguna de las fuentes de talento que fluyen y conviven con mayor o menor fortuna en el conjunto de la fuerza de trabajo.

Consejos para los que buscan empleo:

– Deja de obsesionarte con focalizar tus esfuerzos en cumplir con las premisas que exigen las ofertas tradicionales de empleo ( añado: esas ofertas diseñadas por las escuelas de negocio o por las bolsas de empleo público blindadas al acceso de quien no ha podido pagarse su master o de sumar puntos en el servicio público) y …

¡Trabaja tu perfil de empleabilidad!

Se trata de que pongas en práctica la Compatibilidad, de que muestres tus habilidades y capacidades actuales en el contexto donde se están moviendo los empleadores (especialmente si eres joven y no tienes mucha experiencia laboral) .

En definitiva trata que el empleador descubra, gracias a ti y por ti ,esa competencia que necesita pero que no había identificado correctamente o no había sabido expresar en su propuesta.

– Mantente en forma : No dejes de formarte. Sigue las tendencias de los planes formativos de las Universidades y de otros recursos públicos y privados para la formación.

Ms Johns señala también el voluntariado en las ONG como un recurso interesante para adquirir experiencia y “recorrido” laboral.

Me consta que muchas grandes empresas tienen muy presente el trabajo voluntario no sólo como experiencia laboral sino también como un factor que revela la forma de pensar y, en cierta medida, la personalidad del candidato o candidata.

Si por algo se reconoce al sector no lucrativo de la economía es por generar economías basadas en la colaboración y la cooperación , esas “key words “ de los nuevos empleos que provee la nueva Economía del conocimiento.

El artículo de Tamara Johns está aquí, en el blog de la Harvard Business Review.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s