¿Por qué Europa no es territorio para emprendedores?

See on Scoop.itActivos en las políticas de empleo

Según el diario, The Economist, de cuyo artículo “curo” la información, Europa no solo padece una crisis de moneda sino que arrastra una crisis de crecimiento que se explica en gran medida por el fracaso crónico de las medidas comunitarias para alentar el emprendimiento.

Los datos, según la publicación, no dejan duda: Europa tiene un problema con la creación de nuevos negocios que fomenten el crecimiento y generen empleos suficientes para frenar el paro galopante que padecen países como España.

Para descubrir los factores de este fracaso, la Comisión europea indagó sobre el tratamiento que se da a los emprendedores en los 27. Y los resultados fueron también bastante desalentadores.

El primer factor que explica este hecho es el tratamiento que se da en Europa a los emprendedores o empresarios insolventes, pero honrados, que prácticamente es el mismo que el que se le da a un estafador, cuando lo que más abundan son precisamente los primeros.

En Alemania uno de estos empresarios, honrado pero insolvente, tarda en recuperarse del desastre económico y personal unos seis años y en el caso de ser un ejecutivo ,el fracaso puede estigmatizarle de por vida.

En Francia la media está en 9 años. Se dan casos de empresarios tratados como delincuentes durante años por deudas, por ejemplo, a la Seguridad Social.

Me  asaltan dos cuestiones ¿Quién emprende de nuevo con ese estigma sobre sus espaldas? ¿Cómo tratar jurídicamente el fracaso empresarial “honradamente probado”?

Un segundo obstáculo importante para emprender en Europa es de sobra conocido: la financiación.Conseguir el millón de euros de capital inicial para invertir en Europa es relativamente fácil (la tríada “family, friends and foolish “sigue funcionando) y hay ejemplos de empresas familiares europeas exitosas, como la de los hermanos Samwer, ejemplos de ese boom alemán de inversiones de capital inicial que se ha quintuplicado en los últimos 5 años. Pero conseguir financiación para la consolidación de empresas (es decir capital entre 1,4 y 5 Mill de €) es casi imposible.

Los inversores europeos, en general, consideran el capital riesgo como activos “malos” y prueba de ello es de 2007 a 2011 el dinero europeo invertido en capital riesgo se redujo a la mitad, hasta los 4 mil millones de Euros. Hoy por hoy gran parte de estas inversiones provienen de los gobiernos y no de inversores privados lo que no juega precisamente a favor del prestigio internacional de las starts-ups europeas ya que, como algunos inversores apuntan, “si las ideas de los emprendedores europeos fueran “brillantes” el dinero vendría de otros países extracomunitarios como EE. UU.”Es decir, los inversores “se darían tortas” por invertir en ellas.

Aunque puede que haya algo de verdad en ésto, The Economist apunta también a que hay que tener en cuenta el hecho de que los inversores suelen mostrar preferencia por operar en su propio idioma y cultura. Es decir, que hay un componente “patriótico” en la geolocalización final de las inversiones del capital riesgo.Un “patriotismo empresarial” que solo parecen olvidar cuando las starts- ups entran en esa etapa de “éxito” donde sus necesidades de capital pueden superar los 20 mill de €. Parece que es a partir de ese momento cuando el dinero empieza ya a circular con su propia bandera.

El tercer obstáculo para el emprendimiento en Europa es la relación entre el fracaso empresarial y la legislación laboral. El fracaso suele hacer una mella más profunda en los momentos inicales de la empresa (debido casi siempre a las fluctuaciones de la demanda o a errores fatales cometidos en el diseño o implementación de la estrategia) y por ello la empresa necesita reducir los gastos de personal de forma rápida y al menor coste posible.

La compleja, diversa y costosa legislación laboral europea no facilita las cosas y parece que claramente desincentiva a inversores extracomunitarios como los estadounidenses.

Pero hay también otra cuestión laboral que se da en las altas instancias de la gestión que afecta también negativamente al desarrollo de las starts-up. Son las altas “prebendas” que exigen los grandes ejecutivos para hacerse cargo de nuevas encomiendas empresariales.

The Economist llama irónicamente a estas exigencias “golosinas” y se refiere a esos blindajes millonarios y a los sueldos astronómicos de los altos ejecutivos que resultan además de un insulto al progreso social, un factor de exclusión para que las starts-ups cuenten con los y las mejores del mercado en la dirección del negocio.

( Un apunte propio que hago: Las starts-ups son un yacimiento interesante para apostar por las mujeres como directoras ejecutivas y en, general, para introducir valores tradicionalmente femeninos al modelo de gestión de la empresa.Porque estos “valores femeninos empresariales” CONVERTIRÍAN EN “golosinas” las facilidades para conciliar la vida laboral y personal, la calidad en el clima laboral, el régimen de “coompetencia “ vs competencia y en general, el cuidado como estrategia de negocio: cuidamos de la empresa y empresa nos cuida. )

Pero ahí no es todo: las empresas europeas tienen dificultades añadidas a la hora de manejar las armas principales del emprendedor para “enganchar “ y retener al talento como es la suscripción de acciones,las opciones sobre acciones y acciones gratuitas.

Los emprendedores chocan de nuevo con otra compleja realidad jurídica que les desalienta de ofrecer a las mentes brillantes,otro tipo de “golosinas” económicas como la participación en el capital de la empresa, además, de lo que podría ser una fulgurante carrera en el mundo de los negocios.

Un alto ejecutivo europeo resume con un ejemplo lo que ocurre en Europa con los emprendedores: “si después de salir de Rusia, el padre de Sergey Brin, hubiera elegido Francia en vez de los Estados Unidos, el hijo se habría convertido en un científico informático en una torre de marfil en lugar del co-fundador de Google.”

See on www.economist.com

2 thoughts on “¿Por qué Europa no es territorio para emprendedores?

  1. es cierto que emprender en Europa y que muchos negocios nuevos fracasan en el primer año,pero hay que ser valiente si queremos salir de esta crisis y pienso que emprender y crear nuestros propios proyectos es la unica manera que tenemos los jovenes para avanzar de algun modo , no tiene porque ser caro si encontramos la ayuda necesaria en http://emprendedoresmadrid.org ofrecen ayuda gratuita a emprendedores y futuros empreasrios a poner en marcha nuestros proyectos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s